TELETRABAJO TRAS LAS VACACIONES

martes, 15 septiembre , 2020 - Creado por: GotelGest.Net

Tras un verano de intercambio y negociaciones con los sindicatos y patronal, parece que ya disponemos de un borrador de la nueva ley de teletrabajo o trabajo a distancia por parte del Gobierno.

Para muchas empresas, la vuelta de las vacaciones supone el regreso a las oficinas o puestos de trabajo. El trabajo, como lo conocíamos hasta ahora, ha cambiado definitivamente debido al COVID-19, y ya las grandes empresas están apostando por la semi presencialidad, combinando el teletrabajo con reuniones o jornadas presenciales en grupos reducidos.

Por su parte, el trabajo presencial es el que está cobrando mas relevancia en las pymes, pero sin embargo, y debido a los rebrotes de la COVID-19, podría volver a cambiarse por el teletrabajo.

Este es un punto de vital importancia para padres trabajadores, que, tras el regreso de sus hijos al colegio, se plantean como podría plantearse el teletrabajo en caso cierres de colegio o el confinamiento por parte de los miembros de la misma familia debido a casos cercanos relacionados con el COVID-19.

El borrador de la Ley de Ley de Teletrabajo o trabajo a distancia del Gobierno, destaca la eficacia del teletrabajo en el mantenimiento de la actividad empresarial, y la forma para muchas familias, con opción de teletrabajar, de conciliar la vida laboral y familiar en la situación actual.

Antes de la pandemia, menos del 10% de los trabajadores a nivel nacional teletrabajan, convirtiéndose en más de un 30% en los últimos meses. Esto ha obligado al Gobierno a abordar de forma urgente el artículo 13, que es el que regula actualmente la normativa vigente para el trabajo a distancia del estatuto de los trabajadores.

La nueva ley, que espera ser aprobada en las próximas semanas, entra a diferenciar lo que se considera trabajo a distancia y teletrabajo respecto del trabajo a distancia ocasional y presencial de cara a la nueva norma:

– El trabajo a distancia será el que se presta en el domicilio del trabajador o lugar escogido durante su jornada o parre, de forma no ocasional.

– El teletrabajo se llevará a cabo mediante el uso de sistemas informáticos o telemáticos

 

 

Los puntos mas relevantes en los que se basará esta normativa son:

a) Igualdad de trato:

Las personas que trabajen a distancia deberán tener los mismos derechos, condiciones labores, retribución, promoción, conciliación, que el personal que acude al centro de trabajo, excepto si son inherentes a la actividad presencial.

No se podrán modificar las condiciones pactadas, y se tendrán en cuenta los factores del trabajo a distancia para que estas personas no se vean penalizadas en los complementos salariales.

b) Exclusiones

Aunque al principio se excluyeron los contratos en prácticas y de formación del trabajo a distancia, ahora se plantea que puedan teletrabajar si al menos el 50% de la jornada es presencial.

Quedarán excluidos los menores de 18 años del teletrabajo.

c) Acuerdo obligatorio

El trabajo a distancia deberá ser siempre voluntario tanto para la empresa como para el trabajador, debiendo existir un acuerdo previo firmado entre ambos, que deberá recoger los cambios en las condiciones de prestación del servicio.

Además, la empresa tendrá que entregar una copia de los distintos acuerdos al representante legal de los trabajadores, antes de 10 días.

Como novedad importante, es la obligación de remitir una copia básica del acuerdo firmado a la oficina de empleo.

Este acuerdo también será obligatorio para los trabajadores que ya estuviesen teletrabajando antes, que deberá formalizarse antes de un mes, tras la entrada en vigor de la ley.

 

Contenido mínimo del acuerdo de teletrabajo

– Inventario del equipamiento necesario para teletrabajar

– Enumeración y compensación de los gastos directos del trabajador a distancia.

Horario de trabajo y reglas de disponibilidad.

– Distribución entre el trabajo presencial y a distancia.

Centro de trabajo al que pertenece

Lugar desde donde teletrabajará

Medios de control empresarial de actividad, si existen

­­- Duración del acuerdo

– Instrucciones dictadas por la empresa, para la protección de datos y seguridad de la información específicas para el trabajo a distancia.

La no adaptación al teletrabajo, la negativa a cambiar su modalidad a distancia o la solicitud de revertir el teletrabajo, no serán causa de despido.

Según el último acuerdo, el porcentaje mínimo de teletrabajo para que sea considerado teletrabajo, es de un 30% sobre el total de la jornada. En este caso, la empresa estaría obligada a firmar un acuerdo de teletrabajo.

No formalizar por escrito este acuerdo en los términos que establezca la norma, será considerado infracción grave, con multas comprendidas entre los 626 y 6.250 €.

Evidentemente, todo lo expuesto en este artículo es todavía un borrador, habrá que esperar a la publicación a la normativa correspondiente en el BOE para ver todos los detalles y realizar todos los cambios necesarios en las empresas para adaptarse.