Modelo 190 para qué sirve: Guía Completa 2024

lunes, 20 mayo , 2024 - Creado por: GotelGest.Net

Tiempo de lectura: 19 minutos

El modelo 190 es una declaración anual que resumen las retenciones e ingresos a cuenta efectuados por empresas y autónomos durante el año anterior. No se trata de un pago de impuestos, sino de una obligación informativa ante la Agencia Tributaria (AEAT). Su función principal es permitir a la AEAT verificar y cruzar datos de retenciones con otras declaraciones trimestrales, como el modelo 111. Es esencial para garantizar la exactitud y consistencia de los impuestos declarados.

Tabla de contenidos

¿Qué es el Modelo 190?

El Modelo 190 es una declaración anual informativa que resumen las retenciones e ingresos a cuenta realizadas durante el ejercicio fiscal anterior.

Definición del Modelo 190

El Modelo 190 es un documento que deben presentar las empresas y autónomos en España ante la Agencia Tributaria (AEAT) para reportar las retenciones e ingresos a cuenta efectuados en el año fiscal anterior. Este modelo se utiliza para resumir de manera anual todas las retenciones de IRPF que se hayan practicado en su actividad económica.

Es un informe imprescindible para la AEAT, ya que permite hacer un seguimiento exhaustivo de las retenciones aplicadas tanto a empleados como a profesionales y otros terceros a lo largo de todo el año fiscal. Con esta información, la Agencia Tributaria puede realizar comprobaciones cruzadas para garantizar que las declaraciones trimestrales y anuales son coherentes y correctas.

Diferencias con otros modelos fiscales

El Modelo 190 se diferencia de otros modelos fiscales por su carácter anual y meramente informativo. Aunque existen varios modelos de retenciones e ingresos a cuenta en España, el 190 cumple una función específica que se distingue claramente de la de otros formularios.

Modelos trimestrales

Uno de los modelos más comunes con el que se suele comparar el Modelo 190 es el Modelo 111, que tiene una periodicidad trimestral. Mientras que el Modelo 111 se presenta cada tres meses y detallan las retenciones practicadas en ese período, el Modelo 190 sirve para hacer un resumen anual de todos esos datos. De esta manera, el Modelo 190 actúa como un compendio de las declaraciones trimestrales presentadas durante todo el año.

Otros modelos informativos

  • Modelo 180: Aunque también es anual, su función es informar sobre retenciones e ingresos a cuenta sobre arrendamientos de inmuebles urbanos. No se solapa con el 190, ya que está dirigido a un tipo de ingreso específico.
  • Modelo 347: Al igual que el Modelo 190, el Modelo 347 es una declaración informativa anual. Este se centra en las operaciones con terceros que superan los 3.005,06 euros anuales. Es distinto al Modelo 190 que se enfoca en las retenciones practicadas.

De manera general, los modelos fiscales en España, como el Modelo 190, tienen funciones específicas y claras, diseñadas para facilitar la tarea de control y recaudación de impuestos por parte de la Agencia Tributaria. Cada modelo tiene su importancia y utilidad en el entramado fiscal del país.

¿Para Qué Sirve el Modelo 190?

El modelo 190 es una herramienta imprescindible para la correcta verificación de retenciones e ingresos a cuenta.

Función informativa del Modelo 190

El modelo 190 actúa como un informe anual que recopila todas las retenciones e ingresos a cuenta realizados por una empresa o autónomo a lo largo del año fiscal. La presentación de esta información permite a la Agencia Tributaria tener una visión completa y consolidada de estos datos, facilitando así la supervisión y control de las obligaciones tributarias de cada contribuyente.

Este modelo no implica el pago de impuestos directamente, sino que sirve para informar sobre las retenciones ya efectuadas. Así, es posible verificar la coherencia entre las declaraciones presentadas durante el año de las retenciones practicadas (modelo 111) y el total anual que se refleja en el modelo 190.

La obligatoriedad de presentar el modelo 190 garantiza que la Agencia Tributaria reciba una declaración meticulosa de todas las operaciones sujetas a retención, asegurando transparencia y cumplimiento normativo.

Importancia para la Agencia Tributaria

La presentación del modelo 190 es crucial para la Agencia Tributaria por varias razones.

  • Facilita la supervisión de las retenciones practicadas, asegurando que los contribuyentes han cumplido con todas las obligaciones fiscales a lo largo del año. Comparando estos datos con otras declaraciones (por ejemplo, trimestrales), se verifica la coherencia y exactitud de la información proporcionada.
  • Permite a la Agencia Tributaria detectar posibles inconsistencias e irregularidades en las operaciones de retención, lo que puede llevar a una revisión más detallada o a auditorías. Este control es fundamental para prevenir y combatir el fraude fiscal.
  • Proporciona una base de datos estructurada y detallada que la Agencia Tributaria utiliza para distintos análisis estadísticos y económicos. Estos análisis pueden influir en la formulación de cambios en la política fiscal y en la normativa tributaria.
  • Contribuye a una mayor transparencia en las operaciones económicas de empresas y autónomos, fomentando la confianza en el sistema tributario. Una correcta y adecuada declaración del modelo 190 refuerza la relación entre los contribuyentes y la administración fiscal.

La importancia de este modelo radica en su papel fundamental en la correcta gestión y control de los tributos, asegurando que el sistema de recaudación sea justo y eficiente.

Presentar modelo 190

¿Quién Está Obligado a Presentar el Modelo 190?

El modelo 190 es una obligación que recae sobre diversas personas y entidades en función de las retenciones e ingresos a cuenta efectuados durante el año fiscal anterior.

Empresarios y autónomos con empleados en plantilla

Los empresarios y autónomos que cuentan con empleados en plantilla tienen la obligación de presentar el modelo 190. Tal es el caso porque en las nóminas se practica retención de IRPF, que debe ser declarada.

Además, incluye a aquellos que han tenido trabajadores esporádicos o eventuales a lo largo del año, ya que también se requiere declarar las retenciones practicadas a estos empleados. Cumplir con esta obligación es fundamental para garantizar la transparencia y correcta tributación de los ingresos laborales.

Empresarios y autónomos que pagan a profesionales

La obligación de presentar el modelo 190 también se extiende a empresarios y autónomos que han realizado pagos a profesionales por servicios prestados. En estos casos, las facturas emitidas por dichos profesionales suelen incluir una retención de IRPF que debe ser declarada.

Este grupo incluye, por ejemplo:

  • Consultores
  • Abogados
  • Auditores
  • Diseñadores

El objetivo es que todas las retenciones aplicadas en las facturas de estos profesionales sean reportadas adecuadamente a la Agencia Tributaria.

Ganadores de premios

Las personas o entidades que han ganado premios en concursos, sorteos, rifas, y otros eventos similares también obligados a presentar el modelo 190. En este contexto, los premios suelen estar sujetos a retención de IRPF.

El tipo de premios puede variar:

  • Premios en metálico
  • Premios en especie
  • Premios en cupones o vales

Asegurarse de declarar estas retenciones es crucial para mantenerse en conformidad con la normativa fiscal.

Aprovechamiento de montes públicos

Empresas o autónomos que obtienen ganancias patrimoniales a través del aprovechamiento de montes públicos también deben cumplir con esta obligación fiscal. Estas actividades generan ingresos que están sujetos a retención, y es necesario reportar dicha información.

Las actividades comunes en este campo suelen incluir:

  • Explotación maderera
  • Recolección de productos forestales
  • Actividades cinegéticas

La declaración de estas retenciones ayuda a garantizar una gestión fiscal transparente y correcta.

Cesión de derechos de imagen

Un último grupo obligado a presentar el modelo 190 incluye a aquellos que han recibido ingresos derivados de la cesión de derechos de imagen. Estos ingresos están sujetos a retención de IRPF y deben ser debidamente declarados.

Esto puede aplicarse a:

  • Deportistas
  • Artistas
  • Figuras públicas

Reportar estas retenciones asegura que las obligaciones fiscales se cumplan de manera efectiva.

Plazo para Presentar el Modelo 190

El cumplimiento del plazo para presentar el modelo 190 es crucial para evitar sanciones y asegurar que la información declarada sea válida ante la Agencia Tributaria.

Fechas de presentación

El modelo 190 debe presentarse dentro del primer mes del año siguiente al que se refieren las retenciones e ingresos a cuenta. Esto significa que, para las operaciones realizadas durante el ejercicio fiscal 2023, el plazo de presentación sería desde el 1 hasta el 31 de enero de 2024. Este período proporciona un plazo adecuado para que las empresas y autónomos recopilen y verifiquen toda la información necesaria para la declaración.

Presentar el modelo 190 dentro de este plazo es fundamental para cumplir con la normativa fiscal y evitar posibles problemas con la Agencia Tributaria. El cumplimiento de este plazo garantiza que toda la información de retenciones e ingresos a cuenta sea correctamente registrada y verificada.

Consecuencias de la presentación fuera de plazo

El no presentar el modelo 190 dentro del plazo establecido puede tener diversas consecuencias, principalmente sanciones económicas por parte de la Agencia Tributaria. Estas sanciones pueden variar dependiendo del tiempo de retraso y la gravedad de la situación.

Multas por retraso

Las multas por retraso en la presentación del modelo 190 pueden oscilar entre 100 y 1.500 euros. La cuantía exacta de la sanción se determina en función del periodo de retraso y la importancia de los datos omitidos. Un retraso breve y con poca cantidad de datos omitidos puede derivar en sanciones menores, mientras que un retraso prolongado con omisión de datos relevantes puede resultar en multas más elevadas.

Repercusiones fiscales

Además de las multas, presentar el modelo 190 fuera de plazo puede tener otras repercusiones fiscales. La Agencia Tributaria puede iniciar procedimientos de inspección para verificar la veracidad de los datos declarados en las otras declaraciones fiscales, como el modelo 111. Estos procedimientos pueden resultar en sanciones adicionales si se detectan inconsistencias o incumplimientos importantes.

Obligación de regularización

En algunos casos, la presentación fuera de plazo puede requerir que el declarante realice una regularización de su situación fiscal. Esta regularización puede implicar la corrección de retenciones e ingresos a cuenta declarados incorrectamente en trimestres anteriores, lo que puede suponer una carga adicional en términos de tiempo y recursos para la empresa o autónomo afectado.

Claves del Modelo 190

Las claves del modelo 190 son esenciales para categorizar y detallar las diversas retenciones e ingresos a cuenta. Estas claves permiten una comprensión precisa de los tipos de ingresos y retenciones.

Interpretación de las claves

El modelo 190 utiliza un sistema de claves específicas para identificar las distintas situaciones de retenciones e ingresos a cuenta. Cada clave se asigna a un tipo particular de operación o ingreso, lo que facilita su registro y el control por parte de la Agencia Tributaria. Estas claves ayudan a diferenciar entre las múltiples categorías de ingresos, como salarios, actividades económicas, premios, entre otros.

Por ejemplo, las claves más comunes para las retenciones en el trabajo son la clave F y la clave G. La clave F se utiliza para los rendimientos del trabajo, incluidos los salarios y las pensiones, mientras que la clave G abarca los rendimientos de actividades económicas, como los ingresos obtenidos por profesionales y empresarios autónomos.

Además, existen otras claves destinadas a operaciones específicas, como la clave L para las retenciones por aprovechamiento de montes públicos, o la clave M para las ganancias patrimoniales derivadas de premios. Estas claves son fundamentales para clasificar correctamente las retenciones en el modelo 190 y asegurar que cada tipo de ingreso sea debidamente informado.

A continuación, algunas de las claves más relevantes:

  • Clave F: Rendimientos del trabajo, incluidos salarios y pensiones.
  • Clave G: Rendimientos de actividades económicas (profesionales y empresarios autónomos).
  • Clave L: Retenciones por aprovechamiento de montes públicos.
  • Clave M: Ganancias patrimoniales derivadas de premios.
  • Clave J: Cesión de derechos de imagen.

Uso en la declaración

El correcto uso de las claves en la declaración del modelo 190 es esencial para garantizar que la información reportada sea precisa y completa. Cada clave debe asignarse de acuerdo con la naturaleza del ingreso o la retención, siguiendo las instrucciones específicas proporcionadas por la Agencia Tributaria.

Para completar la declaración, es necesario detallar cada operación, agrupándolas bajo las claves correspondientes. Esto implica no solo asignar la clave adecuada sino también registrar el importe total de las retenciones asociadas a cada clave, así como cualquier otro dato relevante como el NIF y el nombre del tercero retenido.

Las claves se utilizan para organizar y resumir los datos en la declaración del modelo 190. De este modo, se facilita la revisión y el control por parte de la Agencia Tributaria, quien puede verificar que las retenciones y pagos informados coincidan con las declaraciones trimestrales presentadas anteriormente, como el modelo 111.

Es crucial seguir las guías y directrices establecidas por la Agencia Tributaria al asignar las claves en el modelo 190. Errores en la asignación de claves pueden llevar a desajustes en la declaración, lo que podría generar inspecciones, correcciones posteriores o incluso sanciones.

El siguiente es un ejemplo ilustrativo de cómo se podrían detallar las operaciones usando las claves en el modelo 190:

  • Clave F: Salarios pagados a empleados, con un total de retenciones de 1.200 euros.
  • Clave G: Pagos a profesionales autónomos por servicios prestados, con un total de 300 euros en retenciones.
  • Clave L: Retenciones por aprovechamiento de montes públicos, contabilizando retenciones por 250 euros.
  • Clave M: Premios obtenidos en concursos, con un total de 500 euros en retenciones.
  • Clave J: Retribuciones por cesión de derechos de imagen, con un total de 400 euros en retenciones.

Cómo Presentar el Modelo 190

La presentación del modelo 190 puede realizarse principalmente de forma telemática a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria. A continuación, se detallan las diferentes formas de presentación disponibles.

Presentación Telemática

La vía telemática es la más habitual y recomendada para la presentación del modelo 190. Esta modalidad requiere la identificación del declarante mediante alguno de los sistemas de autenticación aceptados por la Agencia Tributaria.

Certificado electrónico

El certificado electrónico es uno de los métodos más utilizados para la presentación telemática del modelo 190. Este certificado garantiza la autenticidad y seguridad de la identidad del declarante, permitiendo el acceso a los servicios online de la Agencia Tributaria.

Para obtener y utilizar un certificado electrónico, se deben seguir los siguientes pasos:

  • Solicitar el certificado a una autoridad de certificación reconocida.
  • Realizar la acreditación presencial en la entidad emisora del certificado.
  • Instalar el certificado en el navegador del ordenador desde el cual se realizará la presentación.

Sistema Cl@ve PIN

El sistema Cl@ve PIN es una alternativa para personas físicas, especialmente autónomos, que deseen presentar el modelo 190 sin necesidad de un certificado electrónico. Este sistema se basa en el uso de un PIN temporal que se obtiene tras completar la siguiente secuencia:

  • Registro previo en el sistema Cl@ve, que puede realizarse online o en una oficina tributaria con cita previa.
  • Generación del PIN temporal, que se efectúa enviando un SMS con un código al usuario registrado en el sistema.
  • Uso del PIN temporal junto con el número de DNI para acceder a la sede electrónica y completar la presentación del modelo.

DNI electrónico

El DNI electrónico también permite la presentación telemática del modelo 190. Al utilizar el chip incorporado en el DNI, se garantiza la autenticación segura del declarante. Los pasos para su uso son los siguientes:

  • Contar con un lector de DNIe conectado al ordenador.
  • Instalar los controladores necesarios para el reconocimiento del dispositivo.
  • Introducir el DNI electrónico en el lector y usar el PIN correspondiente para acceder a los trámites de la Agencia Tributaria.

Presentación mediante Formulario

La presentación mediante formulario es otra opción disponible a través de la sede electrónica. El formulario debe completarse con todos los datos requeridos, asegurándose de que son correctos y coinciden con las declaraciones trimestrales realizadas previamente. A continuación, se detallan los pasos para realizar este tipo de presentación:

  • Acceder a la sede electrónica de la Agencia Tributaria.
  • Seleccionar el modelo 190 y el método de presentación mediante formulario.
  • Rellenar cada uno de los apartados solicitados, incluyendo identificación del declarante, resumen de datos, desglose por trimestres y datos concretos de terceros.
  • Revisar y validar toda la información antes de proceder al envío definitivo.

Presentación mediante Fichero

La presentación mediante fichero es una alternativa para usuarios más avanzados que prefieren subir un archivo con los datos requeridos en lugar de rellenar el formulario online. Este método es común en empresas que manejan un gran volumen de datos y utilizan software de gestión para generar el fichero automáticamente. Para realizar una presentación mediante fichero, se deben seguir estos pasos:

  • Preparar el fichero con los datos del modelo 190 utilizando el formato compatible con la Agencia Tributaria.
  • Acceder a la sede electrónica y seleccionar la opción de presentación mediante fichero.
  • Subir el archivo y verificar que no contiene errores.
  • Validar y enviar el fichero para completar la presentación del modelo.

paso a paso modelo 190

Paso a Paso para Rellenar el Modelo 190

Completar el modelo 190 de forma correcta es esencial para garantizar su validez y evitar errores que puedan acarrear sanciones.

Identificación del declarante

La primera sección del modelo 190 se centra en la identificación del declarante. En este apartado, es crucial introducir los datos básicos del mismo, asegurando la precisión de la información.

Los campos a rellenar incluyen:

  • NIF: Número de Identificación Fiscal del declarante.
  • Nombre o razón social: Como aparece en los registros oficiales.
  • Ejercicio fiscal: El año al que se refiere la declaración.
  • Datos de contacto: Dirección, teléfono y correo electrónico.

Rellenar correctamente esta sección asegura que la Agencia Tributaria puede asociar la declaración con la empresa o autónomo que la presenta.

Desglose por trimestres

En esta sección, se debe proporcionar un desglose detallado de las retenciones practicadas a lo largo de cada trimestre del año fiscal.

El modelo 190 solicita la siguiente información trimestral:

  • Monto total retenido en cada trimestre.
  • Número de operaciones realizadas.

Este desglose es crucial para que la Agencia Tributaria pueda comparar y validar los datos trimestrales presentados previamente mediante el modelo 111. Facilita la comprobación y verificación de la consistencia de las retenciones realizadas a lo largo del año.

Datos concretos de terceros

En esta parte del modelo 190, es necesario proporcionar información detallada de los terceros a quienes se han practicado las retenciones.

Los datos que se requieren son:

  • NIF de cada tercero.
  • Nombre completo o razón social.
  • Importe total retenido a cada tercero durante el año fiscal.
  • Desglose de retenciones por trimestre para cada tercero.

Aportar esta información de manera correcta y completa es esencial, ya que permite a la Agencia Tributaria verificar las retenciones efectuadas y contrastarlas con las declaraciones de los terceros interesados.

Validación y envío

Una vez completados todos los campos del modelo 190, es crucial revisar cuidadosamente la información antes de proceder al envío.

  • Revisión de datos: Verificar que todos los NIF, nombres y cifras sean correctos. Cualquier error puede conducir a problemas posteriores con la Agencia Tributaria.
  • Validación de la declaración: Utilizar las herramientas de validación proporcionadas por la Agencia Tributaria en su sede electrónica para asegurarse de que no hay inconsistencias ni errores formales.
  • Envío telemático: La presentación del modelo 190 debe realizarse de forma telemática. Elegir el método adecuado para la identificación electrónica (certificado electrónico, sistema Cl@ve PIN o DNI electrónico) y proceder con el envío.

Para una presentación exitosa, asegurarse de recibir el justificante de la Agencia Tributaria confirmando la rención de la declaración.

Información Relacionada con el Modelo 190

Comprender la relación del modelo 190 con otros modelos y procesos fiscales es esencial para su correcta presentación y gestión.

Coincidencia con el modelo 111

El modelo 111 es una declaración trimestral de retenciones e ingresos a cuenta de rendimientos del trabajo, actividades económicas, premios y determinadas ganancias patrimoniales. El modelo 190, a su vez, agrupa y resume anualmente todo lo declarado en cada uno de los cuatro trimestres del año mediante los diferentes modelos 111 presentados.

La principal coincidencia entre ambos modelos es que ambos reportan las mismas retenciones, pero a distinta periodicidad y detalle. El modelo 111 se enfoca en el trimestre específico, mientras que el 190 consolida los datos anuales, permitiendo a la Agencia Tributaria efectuar contrastes y verificaciones más exhaustivas.

Es fundamental que exista una coherencia entre lo declarado en los modelos 111 trimestrales y el modelo 190 anual, ya que cualquier discrepancia puede dar lugar a requerimientos y sanciones por parte de la AEAT.

Comprobaciones por la Agencia Tributaria

La Agencia Tributaria utiliza el modelo 190 para realizar diversas comprobaciones y validaciones de los datos tributarios presentados. Estas verificaciones son un componente crucial del sistema de control fiscal, abarcando varios aspectos.

  • Verificación de la coherencia temporal: Se chequea que los datos del modelo 190 coincidan con las declaraciones trimestrales del modelo 111 presentadas a lo largo del año.
  • Comprobación de la exactitud: Se revisa que las retenciones e ingresos a cuenta reflejados sean precisos y no presenten errores o inconsistencias.
  • Contraste con otras fuentes: Los datos del modelo 190 pueden ser cruzados con otras declaraciones y modelos fiscales para asegurar su veracidad y consistencia.

Estas comprobaciones aseguran que los contribuyentes hayan llevado correctamente su contabilidad y cumplan con sus obligaciones fiscales de manera precisa.

Declaración complementaria

Una declaración complementaria es necesaria cuando se detectan errores o se omiten datos en una declaración previamente presentada. En el contexto del modelo 190, esto significa realizar una nueva presentación del modelo para corregir cualquier información incorrecta o incompleta detectada después de la presentación inicial.

Las causas comunes para presentar una declaración complementaria incluyen:

  • Errores en las cifras de retenciones declaradas.
  • Omisión de retenciones o ingresos a cuenta que debían haber sido incluidos.
  • Datos incorrectos de los terceros a los que se han practicado retenciones.

El proceso para presentar una declaración complementaria implica generar una nueva declaración que incluya las correcciones necesarias. Es crucial señalar en la misma que se trata de una declaración complementaria para evitar confusiones con la declaración original.

Presentar una declaración complementaria dentro del plazo establecido evita sanciones adicionales, aunque es posible que la AEAT realice inspecciones o verificaciones adicionales para asegurarse de la corrección de la información proporcionada.

Novedades y Actualizaciones en el Modelo 190

El modelo 190 se actualiza periódicamente para adecuarse a las nuevas normativas fiscales y mejorar su funcionalidad.

Cambios recientes en la normativa

En los últimos años, se han implementado diversas modificaciones en la normativa que regula el modelo 190, con el objetivo de adaptarlo a las exigencias fiscales actuales y mejorar su precisión. Estas actualizaciones buscan reducir errores y facilitar la presentación por parte de los contribuyentes.

Una de las principales razones para estos cambios es la necesidad de adaptarse a las normativas fiscales europeas y asegurar una práctica uniforme en la presentación de declaraciones fiscales.

Algunas de las novedades más relevantes en la normativa reciente incluyen:

  • Introducción de nuevos campos de información para una mayor transparencia.
  • Obligación de incorporar información más detallada sobre los terceros a los que se practican retenciones.
  • Mejoras en la validación de los datos introducidos para evitar errores comunes.
  • Ajustes en los plazos y formatos de presentación para alinearse con otros modelos fiscales.

Estas modificaciones pretenden no solo mejorar la información proporcionada a la Agencia Tributaria, sino también simplificar el proceso para las empresas y autónomos obligados a presentar el modelo 190.

Orden HFP/1286/2023

Una de las principales actualizaciones recientes se ha llevado a cabo a través de la Orden HFP/1286/2023, que introduce varias novedades significativas para el modelo 190. Esta orden tiene como objetivo principal optimizar la presentación de información y actualizar el modelo conforme a las nuevas directrices fiscales.

Principales cambios introducidos

La Orden HFP/1286/2023 incluye varias modificaciones clave en el modelo 190, entre las que destacan:

  • Ampliación de la información a reportar: Se ha incrementado el detalle de la información requerida sobre las retenciones practicadas y los ingresos a cuenta, con el fin de proporcionar una visión más completa y precisa.
  • Nuevos códigos y campos: Se han introducido nuevos códigos específicos para clasificar mejor diferentes tipos de operaciones y retenciones. Esto facilita la labor de identificación y cruce de datos por parte de la Agencia Tributaria.
  • Revisión de las claves existentes: Algunas claves de registro han sido revisadas y actualizadas para reflejar con mayor exactitud la naturaleza de las transacciones registradas en el modelo 190.
  • Actualización del formato de presentación: El formato de los ficheros y formularios telemáticos ha sido ajustado para permitir una mayor claridad y precisión en la información suministrada.

Impacto en contribuyentes

Los cambios introducidos por la Orden HFP/1286/2023 tienen un impacto significativo en cómo los contribuyentes deben preparar y presentar el modelo 190. Estos son algunos de los efectos más destacados:

  • Mayor exhaustividad en la declaración: Los contribuyentes tendrán que asegurarse de reportar información más detallada, lo que puede incrementar el trabajo de recopilación y revisión de datos.
  • Necesidad de actualización de sistemas: Las empresas y asesores deberán actualizar sus sistemas de gestión fiscal para adaptarse a los nuevos requerimientos y evitar errores en la presentación.
  • Capacitación adicional: Será necesario disponer de formación adicional para comprender las nuevas claves y campos, y asegurar la correcta cumplimentación del modelo.

Sanciones por Incumplimiento del Modelo 190

El incumplimiento de la presentación del Modelo 190 puede conllevar sanciones económicas significativas. Es fundamental conocer los diferentes tipos de sanciones, el procedimiento de imposición y las posibilidades de recurso.

Tipos de sanciones

Las sanciones por no presentar el Modelo 190 a tiempo varían en función de la gravedad del incumplimiento y del tiempo de retraso. Entre las principales sanciones, se encuentran las siguientes:

  • Multa fija por presentación fuera de plazo sin requerimiento previo: La sanción mínima es de 100 euros, pero puede incrementarse si se presentan múltiples documentos fuera de plazo.
  • Multa fija por presentación fuera de plazo con requerimiento previo: Si la Agencia Tributaria ha solicitado previamente la presentación y no se ha cumplido en los términos establecidos, la sanción puede ascender significativamente, partiendo de 200 euros.
  • Sanción por datos incorrectos u omitidos: Si los datos proporcionados en el Modelo 190 no coinciden con los registros de la Agencia Tributaria o se ha omitido información relevante, la multa puede ser de hasta 1.500 euros.
  • Recargos por declaración extemporánea: Además de las sanciones mencionadas, pueden aplicarse recargos del 5%, 10% o 15% del importe de la deuda tributaria, dependiendo del tiempo de retraso en la presentación.

Procedimiento de sanción

El procedimiento para la imposición de sanciones por el incumplimiento del Modelo 190 implica varias fases, que son esenciales para garantizar la transparencia y el cumplimiento de la normativa tributaria:

  • Requerimiento previo: Antes de imponer cualquier sanción, la Agencia Tributaria enviará un requerimiento al contribuyente, informándole sobre la omisión o error detectado y solicitando la corrección o presentación del modelo.
  • Plazo máximo: El contribuyente dispone de un plazo específico para corregir la situación. Este plazo suele ser de 10 a 15 días hábiles una vez recibido el requerimiento.
  • Imposición de la sanción: Si el contribuyente no responde dentro del plazo establecido o no corrige los errores, la Agencia Tributaria procederá a imponer la sanción correspondiente. El importe de la sanción se basará en la gravedad del incumplimiento y en la normativa vigente.
  • Notificación de la sanción: Una vez impuesta la sanción, se notificará al contribuyente mediante un documento oficial, detallando las razones de la sanción y el importe a pagar.

Posibilidades de recurso

En caso de desacuerdo con la sanción impuesta por la Agencia Tributaria, el contribuyente tiene derecho a recurrir. Estas son algunas de las etapas del proceso de recurso:

  • Recurso de reposición: El primer paso para impugnar una sanción es presentar un recurso de reposición ante la misma Agencia Tributaria. Este recurso debe interponerse en el plazo de un mes desde la notificación de la sanción.
  • Recurso contencioso-administrativo: Si el recurso de reposición es desestimado, el contribuyente puede presentar un recurso contencioso-administrativo ante los tribunales de justicia. Este trámite debe realizarse dentro de los dos meses siguientes a la notificación de la desestimación del recurso de reposición.

Es indispensable contar con una adecuada representación legal durante todo el proceso de recurso para asegurar que se respeten todos los derechos del contribuyente y se maximicen las posibilidades de éxito en la impugnación de la sanción.

Recursos Adicionales para el Modelo 190

Existe una variedad de recursos que pueden facilitar la presentación del modelo 190, desde asesoramiento profesional hasta herramientas tecnológicas.

Asesorías y despachos profesionales

Las asesorías fiscales y despachos profesionales son uno de los recursos más valiosos para la correcta gestión y presentación del modelo 190. Estos expertos conocen al detalle la normativa vigente y pueden garantizar que se cumplen todas las obligaciones fiscales de manera correcta y a tiempo.

Contratar a un asesor fiscal puede ahorrar tiempo y evitar posibles errores o sanciones. Los servicios que ofrecen incluyen:

  • Revisión y preparación de toda la documentación necesaria.
  • Asesoramiento personalizado según el tipo de actividad económica y las obligaciones fiscales específicas.
  • Presentación telemática en nombre del cliente.

Para garantizar un servicio adecuado, es importante seleccionar una asesoría con experiencia y buena reputación en el campo fiscal.

Software de gestión

El uso de software de gestión como GotelGest.Net puede simplificar considerablemente la presentación del modelo 190. Estas herramientas permiten automatizar muchos de los procesos relacionados con la contabilidad y las obligaciones fiscales, asegurando que la información sea precisa y esté actualizada.

Las características de estos programas incluyen:

  • Generación automática del modelo 190 a partir de los datos introducidos durante el año.
  • Compatibilidad con los formatos requeridos por la Agencia Tributaria.
  • Notificaciones y recordatorios sobre fechas límite de presentación.

El uso de software de gestión puede ser especialmente útil para empresas y autónomos con un gran volumen de operaciones, ya que ayuda a mantener un control detallado de todas las retenciones e ingresos a cuenta.

Ayuda en la web de la AEAT

La Agencia Tributaria ofrece una amplia gama de recursos en su página web para ayudar a empresas y autónomos a presentar el modelo 190. Estos recursos están diseñados para facilitar la comprensión y el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

Entre las ayudas disponibles se encuentran:

  • Guías y manuales detallados adecuados para cada tipo de contribuyente.
  • Vídeos tutoriales que explican paso a paso cómo rellenar y presentar el modelo 190.
  • Preguntas frecuentes (FAQ) que abordan dudas comunes y ofrecen soluciones rápidas.
  • Foros de consulta y atención donde los usuarios pueden plantear preguntas específicas y recibir respuestas por parte de los técnicos de la Agencia Tributaria.

Recurrir a la web de la AEAT puede ser un primer paso muy útil para resolver dudas básicas y obtener información oficial sobre los procedimientos y requisitos.

Preguntas Frecuentes sobre el Modelo 190

El modelo 190 genera numerosas dudas entre los contribuyentes. A continuación, se abordan las preguntas más frecuentes para aclarar aspectos clave sobre su presentación y uso.

¿Qué ocurre si no presento el modelo 190?

La no presentación del modelo 190 puede conllevar sanciones económicas. La Agencia Tributaria establece multas que pueden variar en función del tiempo de retraso y de la relevancia de los datos omitidos.

La sanción mínima suele ser de 100 euros, pero puede ascender hasta los 1.500 euros en casos más graves.

Además, es posible que la ausencia de esta declaración afecte otras verificaciones fiscales, ya que la AEAT utiliza esta información para cruzar datos con otras declaraciones presentadas durante el año.

¿Cómo puedo rectificar un modelo 190 ya presentado?

Si detectas errores en un modelo 190 ya presentado, es posible corregirlos presentando una declaración complementaria.

Este procedimiento permite ajustar los datos incorrectos y actualizar la información enviada a la Agencia Tributaria.

Paso a paso para rectificar:

  • Accede a la sede electrónica de la AEAT y utiliza el mismo sistema de autenticación empleado para la presentación inicial.
  • Selecciona la opción de ‘Declaraciones Complementarias’ dentro del modelo 190.
  • Introduce las modificaciones necesarias y valida los datos corregidos.
  • Envía la declaración complementaria y guarda el justificante de presentación.

¿Es necesario adjuntar justificantes?

En general, no es necesario adjuntar justificantes al presentar el modelo 190. Sin embargo, es crucial mantener todos los documentos que respaldan las retenciones e ingresos a cuenta declarados.

La Agencia Tributaria podría requerirlos en futuras comprobaciones o inspecciones fiscales, por lo que es recomendable conservarlos organizados y accesibles.

¿Puedo delegar la presentación en un tercero?

Sí, es posible delegar la presentación del modelo 190 en una persona autorizada, como un asesor fiscal o un despacho profesional.

Para formalizar esta delegación, el declarante debe otorgar la representación correspondiente mediante un poder notarial o utilizando el sistema de apoderamiento de la AEAT.

Pasos para autorizar a un tercero:

  • Registrar el apoderamiento en la sede electrónica de la AEAT.
  • Asegurar que el tercero cuenta con los medios necesarios para la presentación telemática (certificado electrónico, sistema Cl@ve PIN, etc.).
  • Comunicar al representante todos los datos y documentos necesarios para rellenar correctamente el modelo 190.