Últimas Noticias GotelGest.Net

El software de gestión más completo del mercado le acerca la actualidad del sector

Iva deducible ¿Qué es y cuándo se aplica?

jueves, 22 agosto , 2019 - Creado por: admin

Una de las áreas más importantes de la contabilidad es sin duda la gestión de los impuestos. Por ello, hoy nos adentramos en la definición y aplicación del IVA deducible dentro de nuestro glosario.

¿QUÉ ES EL IVA DEDUCIBLE?

Se trata de la parte del IVA que un empresario o profesional puede recuperar (deducir) en la compra de bienes o servicios relacionados exclusivamente con su actividad.

Como ya sabrán, a la hora de adquirir servicios o bienes para su actividad, todo empresario y profesional se debe hacer cargo del IVA. Una parte del mismo, se puede recuperar al reportar el modelo 303, del IVA trimestral a Hacienda, es el conocido como IVA soportado.

No hay que confundir soportado con deducible, ya que no todo el IVA soportado es susceptible de ser deducido, debe cumplir unos requisitos.

¿QUÉ REQUISITOS DEBE CUMPLIR EL IVA DEDUCIBLE?

Como detallamos anteriormente, se especifica claramente que los bienes adquiridos y los servicios recibidos que deben estar relacionados “directa y exclusivamente” con la actividad de la empresa o profesional. Por lo tanto, se excluyen si están dedicados al ámbito privado o familiar, o no están registrados en la contabilidad oficial, o formen parte del patrimonio empresarial o profesional.  Así se detalla en la Ley del IVA, en su artículo 95.

Además, en el artículo 96, se añade como no susceptibles de deducción de las cuotas del IVA en los siguientes bienes y servicios:

  • Alimentos, tabaco y bebidas.
  • Joyas, objetos elaborados parcial o totalmente con oro o platino.
  • Servicios de carácter recreativo y espectáculos.
  • Bienes dedicados a atenciones a clientes, terceras personas o asalariados.

¿CÓMO RECUPERAR EL IVA SOPORTADO?

Debemos rellenar el modelo 303 de IVA, que también puede ser mensual, concretamente las casillas a las que debemos prestar especial atención son las 28 a 40, destinadas al IVA deducible, donde se consignará la base y la cuota de cada tipo de operación.

Además, debes tener en cuenta que:

  • El gasto ha de registrarse en los libros de contabilidad de la empresa.
  • Se debe contar con la factura, con los datos del emisor y el desglosado del producto o servicio en cuestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *